Los emprendimientos y su efecto en La Economía Parte I

Los emprendimientos y su efecto en La Economía Parte I

 El siguiente artículo forma parte del World Economic Forum on Latin America, y fue escrito por  Vincent Onyemah y Daniel Isenberg, profesores asociados al  Babson College y a ScaleUP Panamá. 

Si bien la noción de que el espíritu emprendedor beneficia a la sociedad ha alcanzado gran popularidad en América Latina y en otros lugares, reina la confusión: los líderes de América Latina promueven de distintas maneras el espíritu emprendedor del “Autoempleo”, y hablan regularmente de “Nuevos emprendimientos”, “Negocios disruptivos”, “Pequeñas empresas” y “Microempresas”. No es de extrañar que un artículo reciente del Banco Mundial sobre América Latina lamente que la falta de innovación de los “emprendedores” impida la creación de empleos de calidad. Incluso instituciones respetadas como el Banco Mundial confunden las pequeñas empresas, la innovación y el crecimiento.

En realidad, algunos de estos “Emprendimientos” se contradicen entre sí: la investigación muestra que las grandes empresas, no las pequeñas, son más innovadoras. A pesar de la propaganda de los medios de comunicación, los “Emprendimientos disruptivos” como concepto coherente simplemente no incrementan la producción. Un informe del Foro Económico Mundial de 2015 muestra que los países altamente competitivos tienen menos emprendimientos nuevos, no más. Los países latinoamericanos en particular brillan en la creación de nuevos negocios, pero no se lucen cuando se trata de competitividad.

Lo importante no son los nuevos emprendimientos, sino el crecimiento

 

Para que la actividad empresarial se traduzca en crecimiento económico, debemos enfocarnos menos en el “comienzo” y en el “pequeño” lado de las cosas y más en cómo las empresas con más años, de diferentes tamaños y sectores, crecen. ¿Por qué? Porque la investigación (vea aquíaquí y aquí) muestra claramente que son las empresas de crecimiento relativamente alto, las que decimos que “escalan”, las que realmente generan empleos, impuestos y riqueza. Contrariamente al mito, las pequeñas empresas y los nuevos emprendimientos solo generan estos beneficios si continúan creciendo. Y las perspectivas históricas sobre el crecimiento de los nuevos emprendimientos desde Israel a Bangalore y hasta Silicon Valley demuestran que el difícil camino hacia la prosperidad paradójicamente va de las empresas que escalan a los nuevos emprendimientos, no al revés.

“Son las empresas con crecimiento relativamente alto, las denominadas Scale-UPS, las que realmente generan empleos, impuestos y riqueza”

 

Por lo tanto, los responsables políticos deben dejar de impulsar la creación de nuevas empresas y dar prioridad al crecimiento de la empresas con más años, de diferentes sectores y tamaños. Existe amplia evidencia de que cuando esto ocurre, el resultado traspasa a estas empresas y la prosperidad llega a toda la comunidad.


 

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.
Basado en el artículo “Los nuevos emprendimientos no salvarán la economía. Pero el crecimiento de las empresas con más años sí podría hacerlo”.
Vincent Onyemah, Associate Professor, Babson College
Daniel Isenberg, Professor of Entrepreneurship Practice, Babson Executive Education, Babson College