7 características de los empresarios exitosos

7 características de los empresarios exitosos

Los profesionales destacados del mundo de los negocios son resilientes. Superan los obstáculos al desarrollar la sabiduría necesaria para vencer los traumas, el stress, los cambios responsablemente y utilizan las herramientas disponibles a su favor.

Estos empresarios excepcionales no se alimentan de negatividad y continúan empujando hacia delante con un alto sentido de la organización, paciencia y fortaleza, cuando el negocio está lento y especialmente cuando fluye. Son decididos, pueden parecer más lentos al contemplar su camino, pero poseen una fuerza interior y tenacidad que los hacen altamente exitosos a largo plazo.

A continuación mencionaremos las siete cualidades que todo emprendedor exitoso posee:

 

1. Respeto por sí mismos

Las empresarias y empresarios exitosos no necesitan de otro para reforzar su autoestima, para que los impulsen hacia el éxito ni para satisfacción personal o profesional. Estas personas se aplacan solas cuando la vida y los negocios se ponen difíciles y continúan trabajando, manteniendo la compostura.

Cuando el trabajo es estresante y desafiante, estas personas recurren a su fortaleza y adaptabilidad y continúan hacia delante con la confianza de que las cosas funcionarán a su favor. Esto es porque ellos saben muy bien lo que valen, tienen sus metas claras y su misión en el negocio que emprenden.

 

2. Auto control

Los empresarios excepcionales poseen una motivación interna, tienen confianza en sí mismos y controlan sus emociones. No son empalagosos con otros, no están desesperados ni exageran sus emociones. Ven el rechazo como una ventana hacia una nueva y quizá mejor oportunidad. No se desaniman al verse desafiados, se levantan.

Estos súper triunfadores no dependen de los recursos de otros. Son apasionados por las metas de su emprendimiento y deciden en búsqueda de un propósito más grande. Están completamente comprometidos y no dejan que influencias externas los distraigan de su objetivo. Además, ven el riesgo como una recompensa, como algo que los lleve a la expansión de sus aspiraciones. No temen fallar así como no le temen al éxito. Aceptan y celebran los resultados de sus esfuerzos, con gran orgullo y alegría en el proceso, no sólo en el logro. Es la alegría que trae su resiliencia la que hace que continúen expandiéndose.

 

3. Discernimiento

Los grandes profesionales de los negocios piensan en la compañía que tienen y para quién quieren trabajar. Están conscientes que la negatividad es sinónimo de problemas y se preocupan de rodearse de la gente correcta.

Se aseguran de hacer negocios que beneficien a ambas partes y se preocupan de las relaciones personales, entendiendo que sin ello no se puede lograr nada productivo a largo plazo. Las personas que escogen para relacionarse son importantes para ellosya que saben que la falta de felicidad diluye la energía necesaria para lograr sus propósitos.

 

4. Clase

Los emprendedores potentes comprenden que menos es más. El trabajo duro es vital para ellos, y permiten que la humildad guíe sus caminos para que su éxito, y no su boca, sea quien hable por ellos. Estos individuos saben que la inteligencia, el discurso, el estilo y la postura son maneras sutiles de comunicar lo que valen. Se preocupan de hablar bien, de ser elegantes, gráciles, carismáticos y sociables. Su comportamiento es contagioso.

Cuando los grandes emprendedores están presentes, sus cualidades hacen que resalten y brillen por sí mismos. Saben muy bien que la confianza no necesita atención, atrae atención.

 

5. Preocupación por otros

Estos excepcionales empresarios hacen lo que esté a su alcance para levantarse en la mañana. No importa los problemas por los que estén pasando, estos profesionales continúan trabajando duro para mantener a aquellos que dependen de ellos, desde la familia hasta los empleados.

El alimentar su pasión es parte de su esencia. Y esto los hace grandes líderes y proveedores, individuos con los cuales la gente quiere trabajar.

 

6. Resistencia

Los emprendedores exitosos son astutos, centrados y decididos. Dirigen todos sus esfuerzos en lograr sus objetivos sin importar cuan lejos estén de lograrlos. Reinventarse es parte de su ADN.

Saben muy bien que pueden sacar fuerzas de donde no tienen si se ven en situaciones de gran presión. Sienten stress como cualquier otra persona pero nunca se rinden.

 

7. Enfoque en los demás

Los empresarios exitosos ven lo bueno de los demás. Valoran la inteligencia y el carácter mostrado por otros y los perciben como gente interesante de la cual pueden aprender y crecer. Estos grandes emprendedores no necesitan toda la atención puesta en ellos porque disfrutan celebrando los logros de otros tanto como los propios.

Estos triunfadores están conscientes que tanto en la vida como en los negocios, siempre hay suficiente (amor, dinero, éxito y pasión) para todos, y que creer lo contrario sólo bloquea esas oportunidades. Sin embargo, no sienten envidia y no sabotean el éxito de los demás, en vez de eso, a menudo halagan a los otros y saben como hacer sentir valiosa a la gente.

Los empresarios resilientes sienten las cosas profundamente, aman con fiereza y son capaces de trabajar sin descanso. Aceptan sus emociones sin dejar que estas los frenen. Son humildes y poderosos, prácticos y apasionados. Persiguen íntegramente la meta de ser los mejores en su área de trabajo y no se rinden hasta conseguirlo.

 

Fuente: Accionpreferente